27 ene. 2015

EL CAMINO MÁS CORTO.-DAVID MARTÍN PORRAS. Matacán-L.A.X.


                                                     

DAVID MARTÍN PORRAS


Salmantino, engordando la larga nómina de jóvenes talentos que se han tenido que buscar la cagada lagarto fuera, en este caso en un lugar muy apetecible desde todos los puntos de vista; Los Ángeles. (Les tengo que invitar a que lean lo que PABLO S. BLASCO escribió en mayo pasado en la, muy recomendable, CineDivergente).

20 ene. 2015

EL CINE QUE VIENE.-LA HUMILLACIÓN.- BARRY LEVINSON





                                                      Póster de  (The Humbling)


Los muy buenos actores de teatro (tengo amigos en el gremio) temen al paso del tiempo, uno de sus enemigos encarnizados. Ya, ya sabemos que ese enemigo nos es común al resto. En el alma del actor, del gran actor,  se van precipitando, como dolorosas esquirlas  otras vidas; el discurrir de su carrera va dejando en su piel hasta el olor, a veces desagradable, de aquellos personajes que interpretó; fantasmas que acrecientan los miedos, perversiones que intimidan, dudas que aterrorizan, el pánico a olvidar el papel, es casi lo de menos.

19 ene. 2015

CINE QUE SEGURO NO HAS VISTO.-OBSESSION (Edward Dmytryk 1949)


                                     
Director Edward Dmytryk
E.DMYTRYK FOTO Colec. Sérgio Leemann


                                                     "CINE QUE SEGURO NO TIENE VISTO",







es Nuestra section párrafo c inéfilos Viajeros, ratas y Ratones de filmoteca, empedernidos cineclubistas y  raritos   en general.
Seguro Que El título parecerá exagerado un MUCHOS de Nuestros amigos; El Nivel de Nuestros Seguidores es muy alto, but
Podemos Aun Encontrar Películas Que Por DIVERSOS Motivos se metieron en  ESE  cajón triste del olvido Seguro Que alguien no ha Visto.


    OBSESSIÓN  (1949)

Edward Dmytryk cuando fue citado a declarar en 1947 en aquello que se conoció como la caza de brujas, se negó a delatar a sus compañeros del CPUSA. Fue aquella ignominiosa época del Maccarthysmo. 
Condenado por ultraje al congreso, se exilió casi dos años en Gran Bretaña para evitar la cárcel. En ese tiempo rodó tres películas. Fue forzado a volver a Estados Unidos para renovar el pasaporte, Encarcelado y multado, con seis meses de cárcel, accedió en 1951 a ser testigo amistoso y a largar nombres. 
E. Dmytryk en Barcelona. Año 1993.

La obra cinematográfica y biografía de este canadiense de padres ucranianos (Grand Forks 1908-California 1999) deben ser analizada conjuntamente. Todo cinéfilo recuerda películas como Compañero de mi vida, Historia de un detective, Encrucijada de odios. Personalmente me quedo con las que realizó en los años 50: Vivir un gran amor, El árbol de la vida, El baile de los malditos, El hombre de las pistolas de oro. Entre sus libros de cine conservo el que se edito en 1995 EL CINE CONCEPTO Y PRÁCTICA, escribió alguno más cuando, cansado, dejo de dirigir a mediados de los 70 y se dedicó a enseñar cine en Los Ángeles, Universidad del Sur de California.
Justificó en una especie de rendimiento de cuentas de los acontecimientos de 1951, mostrando su forma de pensar, en una película que realizó en 1966, quince años después de su testimonio amistoso:  ÁLVAREZ KELLY su álter ego  un ciudadano mejicano que ha perdido su estancia y sus tierras en la guerra contra los americano y que durante la guerra civil es requerido por los nordistas para que traslade desde Méjico 2.500 cabezas de ganado. Kelly es un mercader, los representantes de los nordistas luchan por un ideal. Kelly es más honesto que los representantes de ambos bandos.
Dejamos para otra ocasión el análisis de la obra muy interesante de este excelente profesional. 
Nuestra sección (Cine seguro que no has visto) dedica su atención a una de las tres películas que rodó en el exilio británico muy poco conocida.


Es una obra de Alec Coppel, el australiano autor de Vértigo, que escribe el guión y los diálogos. 
Es un relato criminal con dos decorados; la casa de un psicoanalista londinense, el doctor Clive Rordan, y un destartalado cobertizo en el que éste mantiene oculto a un hombre que quiere asesinar, un diplomático americano.
E. Dmytryk da instrucciones a Robert Newton.
Todo esto ¿por qué?. Sencillo; el comportamiento de la esposa del doctor, infiel de manera reiterada. Decide buscar una solución asesinando al último amante de su mujer. Objetivo de esta OBSESSION, el crimen perfecto: hacer desaparecer en vida a la futura víctima, manteniéndolo oculto unos meses y, llegado el momento matarlo y disolver en cuerpo en ácido sulfúrico para no dejar huellas.
El resultados, lo pueden comprobar, es un trabajo esplendido de Dmytryk, moviéndose con pulso entre tortuosos caminos de luz y sombras, lo sugerido y lo mostrado. Sordidez e ironía siniestra sobre una puesta en escena brillante y donde los actores brillan en cada plano con lo que son y lo que tienen de reverso siniestro.
Les llamo la atención sobre la excelente música de Nino Rota, con un toque de dulzura en la trama criminal a modo de contrapunto.

Gran Bretaña, 1949 Producción Independent Sovereign Film. Dirc: Edward Dmytryk. Guión Alec Coppel, a partir de su propia obra. Fotografía Charles Pennington-Richards Música Nino Rota, dirigida por Louis Levy. Montaje Edawrd Dmytryk. Intérpretes Robert Newton, Sally Gray, Naunton Wayne, Phil Brown, Michael Balfour, Olga Lindo.

                 

7 ene. 2015

CINE QUE SEGURO NO HAS VISTO.-CARNE DE FIERAS (Armand Guerra 1936)

Foto; Salvador Sáinz de su blog espanoladasyole


"CINE QUE SEGURO NO HAS VISTO",







es nuestra sección para cinéfilos viajeros, ratas y ratones de filmoteca, empedernidos cineclubistas y raritos  en general.
Seguro que el título parecerá exagerado a muchos de nuestros amigos; el nivel de nuestros seguidores es muy alto, pero
aún podemos encontrar películas que por diversos motivos se metieron en ese cajón triste del olvido que seguro alguien no ha visto.

CARNE DE FIERAS (1936)

2 ene. 2015

GRANDES DE LA BANDA SONORA.- JOHN WILLIAMS (1)

                                              

En el último capítulo de GRANDES DE LA BANDA SONORA (el dedicado a Alex North) anunciábamos a Elmer Bernstein como nuestra próxima estrella elegida.
Procedemos a un cambio. La actualidad y algunos detalles que desgranaremos nos arrastra a enfocar a otra parte del firmamento. Hoy el GRANDE DE LA BANDA SONORA es....

                                              JOHN WILLIAMS   (1)

Sigue siendo hoy día, tal vez junto a Ennio Morricone, el autor de música para el cine más popular, a la vez que un director de orquesta de prestigio.
Irrumpe en una época en la que se habían adueñado de la música para cine cantantes, conjuntos y buenos músicos de extracción popular, folklórica y claros fundamentos jazzísticos.
Williams replantea un estilo clásico olvidado. Aquel que desde los años 40 los grandes maestros Korngold y Steiner hacen del sintonismo su argumento. La gran orquestación (inevitable retorno a la gran orquesta sinfónica) irrumpe en 1977 con la banda sonora de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, punto de referencia para toda la evolución posterior de la música cinematográfica. Pero para que las originales influencias queden claras, les pido que escuchen el leitmotiv compuesto por Erich Wolfgang Korngold en 1942 para King Row (Abismo de pasión) de Sam Wood y comprendamos mejor esa vuelta al estilo clásico.

¿Les suena?



Nació en Nueva York en 1932. Realizó sus estudios en la Universidad de Los Ángeles y musicalmente en la Juilliand School of Music.
Desde sus comienzos manifiesta una gran maestría para la composición de leitmotivs que son identificables por sus orquestaciones, sacando partido como pocos lo han hecho de las amplias posibilidades de la orquesta sinfónica.

El Imperio contrataca, En busca del arca perdida, Superman, E.T, el extraterrestre, Indiana Jones y el templo maldito, El coloso en llamas, El retorno del Jedi... Deben a sus bandas sonoras que nuevas generaciones de espectadores identifiquen sus propias películas de aventuras por su música. 
Esas colaboraciones con Spielberg o Lucas llenaría el capítulo popular, previsible, repetitivo si se quiere. 
Esta primera entrega encuadrará aquellas obras no tan populares como las citadas.
Su primer Oscar, en 1975, lo consigue con Tiburón. Su partitura contiene su herrmanniano e inolvidable tema de la aparición o presentimiento del escualo aterrorizando a los bañistas
Años antes fue nominado por una breve partitura para La aventura del Poseidón 1972, de escasa presencia en la catástrofe naviera.
Las preferencias personales darán como resultado el subrayado sobre unas u otras. No podemos olvidarnos de una peculiar sinfonía compuesta para La furia casi o nada comercial.

 Hichcock, sumido en desavenencias personales con Bernard Herrmann, le encarga la música para Family Plot (1976) Contiene ciertas reminiscencias e insinuaciones dieciochescas al introducir  sonoridades, órganos, claves, arpas y percusiones que recuerda esa etapa de la historia de la música. 


Coincidiendo con los  gustos exquisitos de maestros de la crítica (Pedrol/Valls Gorina) y también cercana al estilo de Bernard Herrmann, llena de melodioso misterio, de momentos mágicos, podemos redescubrir la suite magnífica compuesta para Encuentros en la tercera fase 1977.  Encabezaría nuestra lista personal de sus obras maestras, casi emparejada con la magistral,  colorista y subyugante A.I. Inteligencia Artificial 2001, obra de rotunda madurez e inspiración.



De las múltiples adaptaciones realizadas de la famosa novelona de Charlotte Brontë Jane Eyre, una para la TV realizada por Delbert Mann, contiene en su banda sonora una gran riqueza melódica con matices muy ingleses




Los seguidores y amigos de VyJ conocen nuestro gusto por no hacer nuestras publicaciones interminables. 
Cerramos esta primera entrega dedicada a John Williams con la fascinanción que ejerce sobre nuevas generaciones de músicos. Es el jovencísimo compositor y director musical LUCAS VIDAL quien pone el punto y seguido...


Entrevista a Lucas Vidal (director musical del concierto homenaje a John Williams) from Teatro de la Zarzuela on Vimeo.


Para escuchar más ...

1 ene. 2015

MITO RELATO 54.- FAMULA LIBERA

Desesperanza /fotomontaje © M.Iglesias


Eulalia está vieja, sorda, y creo que decidida a abandonar la lucha por la vida. Unos injustificados mareos la han postrado en cama. 
Eulalia entró de chica de servir a los catorce años en casa de D. Juan, Registrador de la Propiedad y Señor en los tiempos que el serlo tenía la rotundidad feudal ahora algo difuminada.
El trabajo en aquella casa fue toda su vida. Crió a los ocho hijos del letrado, sin dejar de lado los quehaceres cotidianos de una genuina chica de servir. 
Ella dice que la anemia crónica le viene de haber sido de poco comer. Recuerda las tardes de los jueves, el rato libre del paseo con su amiga Carmencita. Cuando le he preguntado si tuvo algún amor, se le nota en los ojos como el encendido de un rescoldo.
Carmencita se echó novio, se casó, tuvo hijos y nietos, dos me dice Eulalia. Una vida propia. Mientras ella siguió sirviendo a los de casa. Una, cada vez más extensa familia, exigía de ella mayores esfuerzos que generosa entregaba en silencio. 
Cuidó a la Señora en su larga y dolorosa enfermedad. Del Alzheimer agotador de D. Juan, hasta su muerte, fue asistenta abnegada y perpetua. La muerte del señor la hizo regresar a su pueblo.
Hace unas semanas la visité. Vi con ella en la televisión Los santos inocentes, la tremenda película que Mario Camus hizo basada en la novela de Delibes. 
Cuando apareció la Señora Marquesa (Mary Carrillo) Eulalia comentó, rompiendo su silencio, que le recordaba mucho a su Señora
Sentí, viniéndome de dentro,  una tristeza y a la vez una profunda rabia al percibir en su breve comentario un tono cercano a la veneración.  © M. Iglesias

Busca nuestras entradas