23 nov. 2013

EN JANÓBRIGA TAMBIÉN SE LEE.-Escritores delincuentes.- JOSÉ OVEJERO


                                           


Coincidí la semana pasada en la Biblioteca con mi amigo Luis Ramos (Muribundia), nuestros encuentros son como los relámpagos en una lejana tormenta, ilocalizables, brevísimos, y con el fragor de los ecos del encuentro sonando un rato después de producirse.
Me señaló, en esa especie de lonja de abastos que son los estantes de actualidad de una biblioteca, a este madrileño viajero, galardonado escritor, poeta, ensayista, con aspecto de profe de instituto, apacible, entre indiano y berebere; JOSÉ OVEJERO. El dedo de mi amigo se posó sobre su ensayo ESCRITORES DELINCUENTES. Publicado por editorial ALGAGUARA.
                                       

Era de esperar que en sus páginas nos encontrásemos con las historias de escritores muy conocidos con sus antecedentes penales. Otros que suenan por haber   terminado en la cárcel al cometer delitos, incluso asesinatos, robos, violencias; algunos cuyo pase penitencial derivaron, con golpe de timón, a un cambio en su vida, y salieron a flote de una experiencia terrible gracias, primero a los libros leídos, y después a los escritos.
Infancia traumáticas y violencia familiar. Apasionados y locos amores imposibles o difíciles, jalonan las fascinantes y amenas páginas que Ovejero utiliza para poner en relación escritores con su obra y a la par convertir al lector en jurado.
La cita (pag 16) de Susan Sontag: "En la tradición aristotélica del arte como imitación, el escritor era el médium o el vehículo para describir la verdad de algo exterior a él mismo"

Escritores desvelando sus culpas, sus traumas. Otras veces ocultándolas, cambiando lo que fue, dejando al lector con cara de tonto ante la manipulación, la invención.
Ovejero deja claro lo que él pretende: "Lo verdaderamente interesante es la relación entre su biografía (la de los escritores) y su obra, cómo en ambas se entremezclan temas como la culpa, las injusticias sociales, la capacidad redentora-- o no-- de la escritura, la verdad en la ficción, la mentira en la autobiografía, la relación con la propia violencia, su mirada sobre la cárcel, sobre los jueces, sobre otros delincuentes, la tensión impresionantes entre lo que dicen y lo que callan..."

                                              


Nos encontraremos con lejanos y olvidados: François Villon, Thomas Malory, Remigio Vega Armentero; María Carolina Geel, María Luisa Bombal, Jeffrey Archer... Los grandes de la bronca: Burroughs, Kerouac, Huncke, Corso, Ginsberg...
Nada más lejos que reventar la sorpresa al futuro lector. Pero en este blog en el que el cine es elemento base no podemos evitar las citas que Ovejero nos muestra a este respecto:
El señor Azul de Reservoir Dogs, Edward Bunker.
Edward Bunker.png

[Image: John McVicar: realización propia defensa]John McVicar, periodista/escritor. Cuya autobiografía fue llevada al cine. La protagonizó Roger Daltrey, en su momento famoso vocalista de The Who.


 






Eleuterio Sánchez, el Lute. Camina o revienta. Redención y leyenda. Pena de muerte, cadena perpetua, fuga y ... Bufete de abogados. Eso lo hizo cine Vicente Aranda.       




Terminamos con ... Burkhardt Driest, actor en películas de otro autsider, Fassbinder y del inquieto Werner Herzog.


Las páginas de nuestra recomendación están pobladas también de escritores famosos y de éxito, no piensen únicamente en los raritos. Descubrirán las historias de Abdel Hafed Benotman, Jimmy Boyle, Hugh Collins, Jean Genet, Chester Himes, Karl May, Carlos Montenegro, Anne Perry, Sergiusz Piasecki, Jean Ray, Maurice Sachs... ¡Qué aproveche! 
   

4 comentarios:

luis ramos dijo...

Querido "venusjanobrigense", me encanta que te hayan llegado el escritor y sus referencias, y que los incluyas en este blog amigo y querido.
Sigámonos viendo a ráfagas y contándonos que el cine y la literatura y la música, y otras muchas buenas cosas nos dejan ir viviendo con risas y con alegrías, aunque sí derrotados, que diría Claudio, pero nunca domados.
Salud y risas!!!

Trecce dijo...

Si la recomendación venía del Profesor Ramos, la apuesta era casi segura.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Luis: Salud y risas!!!Lo que tiene descubrir a un autor es que te empecinas en conocer su obra, aparcando otros "descubrimientos" y así sucesivamente. Pero, en mi caso, el tiempo es el mayor de mis tesoros.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce; Tal como lo cuento. Cuando encuentro amigos en las librerías y bibliotecas...Salgo con sobrecarga de "trabajo".

Busca nuestras entradas