8 nov. 2013

MITO RELATO 70.- MAGDALENA, FELIZ



Aquella madrugada de domingo María Magdalena terminó como siempre muy cansada. Sus clientes habituales,  viajeros de paso, parecían quedar satisfechos con sus servicios. Su  belleza y profesionalidad  mantenían su fama y reputación en lo más alto.
Se acompañó su peculiar amarga madruga con el sonido de la radio. En la soledad y tibieza de su cama limpia, en esa duermevela confortable, era dichosa.
 Sobrecogida despertó al mediodía con el rescoldo emborronado de un sueño. 
Había vuelto a escuchar a aquel tipo especial, aquel que le soltó cuando pagaba, aquello de; "tus pecados te serán perdonados". ¿O había sido la radio? 
©  M. Iglesias



3 comentarios:

Trecce dijo...

La Iglesia oficial, va siempre muy, pero que muy por detrás de la realidad, incluso de la realidad de quienes en ella militan.

RECOMENZAR dijo...

Me gusta el sabor de tu blog y los giros que le das a tus letras.beso desde miami

manuespada dijo...

Me imagino que el Vaticano ahora se está planteando invertir en alguna marca de preservativos, lo que sea negocio...

Busca nuestras entradas