25 jun. 2015

GENTLEMEN PREFER BLONDES.- UNA GOZADA MÍSTICA EN EL CINE.




Hay generaciones de espectadores que no han llegado a ver el llamado cine clásico en su templo original e insustituible: la gran pantalla de un cine moderno. 
El apostolado de los que leemos es convencer a los que no lo hacen que se están perdiendo algo maravilloso. 
Sucede lo mismo con los que no han descubierto aún la gozada de ver en una pantalla enorme, con los adelantos de proyección y sonido magníficos que ofrecen los tiempos, con el mimo y cuidado de unas restauradas y digitalizadas copias, aquel cine que marcó una época. 
Los exhibidores lamentan que sus esfuerzos se queden sólo en satisfacer a unos pocos mitómanos, románticos de la sala oscura que, eso sí, agradecemos el esfuerzo y lo valoramos como lo que es:

                                UNA GOZADA MÍSTICA


GENTLEMEN PREFER BLONDES (1953)     Multicines Zamora  18/6/2015



Marilyn cumple 26 años. El mejor regalo de su fiesta de cumpleaños en el Hotel Bel Air es que Darryl Zanuck le comunique que el papel de Lorelei Lee es suyo, en lugar de la muy popular entonces, Betty grable. El productor se ha decidido al escucharla cantar Do It Again ante los marines en Camp Pendleton.
Tenía contrato con el estudio y costaba la décima parte que la Grable. La presión de Jane Russell hizo el resto.

El proyecto
Como musical se había representado varias veces antes. Original de Anita Loos, se publicó por entregas semestrales en la revista Harper´s Bazaar con el título Gentlemen Always Prefer Blondes. Hay una primera versión cinematográfica de 1928 con Ruth Taylor y Alice White.
En 1950 se presentó un músical en Broadway protagonizado por Carol Chamming, que era otra de las candidatas para el papel en el cine.
La Twentieth Century Fox se gastó medio millón de dolares extras en conseguir los derechos.

Marilyn

Es la primera vez que canta y baila. Interpreta a duo con Jane Russell Two Little Girls from Little Rock de Jule Styne y Leo Robin; When Love Goes Wrong de Hoagy Carmichael y Harold Adamson; Bye Bye Baby de Stune y Robin.
Su momento cumbre es en Diamonds Are a Girl´s Best Friend de los mismos autores.
Se cambió el vestido original, muy atrevido, por el que luce, color rosa, sin hombros. Es el número más famoso, según los adoradores del mito, cosa que no vamos a discutir.
Se eliminó del montaje definitivo Four French Dances donde aparecían las protagonistas con unos sombreros de la Torre Eiffel. Los vestidos, si se está muy atento, pueden verse en el momento en que Gus (Tommy Noonan) conoce a las chicas.
Marilyn estaba muy asustada en el rodaje, según declaró en su momento la Russell. Se hicieron muy buenas amigas en este rodaje y eso ayudó bastante en el resultado final.
Lionel Newman, el director musical habló de la obsesión perfeccionista de la Monroe:

"Estaba muy segura de lo que quería. Los músicos de la orquesta la adoraban. Siempre se mostraba simpática, amable, nada temperamental, y nunca olvidaba dar las gracias a todos los que trabajaban con ella".





Howard Hawks

"El problema de Monroe fue que muchos directores la trataban como si fuera real, y no lo era. Sólo se sentía cómoda en papeles irreales".   H.H.

El ilustre maestro la dirigió en dos ocasiones; con Cary Grant en Me siento rejuvenecer y en nuestra gozada mística.
Llegó a desesperarse con la impuntualidad de la estrella, ni le agradaban las repeticiones de la estrella cuando él estaba satisfecho con la toma. A Hawck le gustó, por ejemplo, la primera toma de Bye Bye Baby, pero Marilyn necesitó diez más para quedar satisfecha. No le gustaban nada las intromisiones de la profesora particular de arte dramático (Natasha Lytess) a la que llegó a prohibir la entrada al plató, agravando los retrasos.

Ante los lamentos de aumento de costos por el alargue del rodaje de los responsables del estudio, Hawks propuso un plan:
"sustituir a Marilyn, volver a escribir el guión y acortarlo, y conseguir un nuevo director"


Era una broma. termino la película y consiguió una interpretación sorprendente y magnífica de su nerviosa estrella. Hemos de aclarar que los números musicales los dirigió el gran coreógrafo Jack Cole.

Debo contarles que la propia Marilyn metió unas morcillas en los diálogos de su propia cosecha y eso sí agradó al maestro de Indiana. Ejemplo:
El padre millonario de su novio dice
--¡Pensé que usted era tonta!
ella responde
--Puedo ser lista cuando es importante, pero a muchos hombres no les gusta

Jean Russell



Cinco años mayor que Marilyn, admiraba su dedicación y espíritu de superación. En este rodaje se hicieron muy amigas. La ayudó a decorar su piso en Goheny Drive y a su ves ella le pidió que la acompañara al Hollywood Christian Group, pues la voluptuosa de Minesota era muy religiosa. 
Es Dorothy Shaw, la protagonista, que debería figurar por si misma en la antología del  cine musical. Glamour, estilo y elegancia en unos números musicales que constituyen el armazón argumental de esta delicia de comedia. Pero estaba acompañada de la deslumbradora diosa...
Hace ahora 62 años la rubia y la morena fueron juntas a imprimir sus manos y pies en la acera frente al Grauman´s Chinese Theater. Tenían cosas en común: fueron primero modelos, vivieron en la juventud en la misma zona.  




Antes de que vean este imperfecto trailer les dejo la crítica que publico el republicano New Yorck Herald Trubune en aquel lejano 1953:

"Juntar a estas dos despampanantes estrellas en la misma película es como apostar doble sobre seguro y la recompensa es un gran musical.
Cuando cantan, bailan o simplemente observan unos diamantes, las chicas están irresistibles y el musical es tan vivo como los fuegos artificiales del 4 de julio.
Como de costumbre Marilyn podría brillar en la oscuridad y su interpretación de rubia con cara de bebé cuyos ojos se abren al ver los diamantes y se cierran al besar, es siempre divertida y fascinante."

Ain't There Anyone Here For Love por avinot


Artículo dedicado a todos los empleados de los Multicines Zamora, en especial a mi proyeccionista de siempre, Manolo, el más grande.
Gentlemen Prefer Blondes se proyecto maravillosamente en su sala 4 en V.O. copia restaurada, el pasado 18 de junio a las 20 horas.

No hay comentarios:

Busca nuestras entradas