24 nov. 2015

"LA EMOCIÓN MÁS ANTIGUA Y MÁS INTENSA...

... de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido"
 quedó dicho Lovecraft en un estudio que hizo sobre la literatura de terror, y con esa rotundidad 


"El miedo sólo sirve para perderlo todo"  Manuel Belgrano
"El miedo no es más que un deseo al revés" Amado Nervo

El miedo es un arma terrorífica en manos de los aprovechados. Una sociedad miedosa, amedrentada, pusilánime, se verá condenada a la esclavitud. 

No hace falta ser un analista para desentrañar la relación existente entre los acontecimientos económicos de los últimos, digamos seis años, crisis financiera y sus pretendidas consecuencias EL MIEDO. 
Las "necesarias" e imprescindibles reformas, las presiones, los dictámenes, la legislación, el control recio de instrumentos de poder. 
Paso a paso se fue configurando un gran andamiaje capaz de soportar un acongojante panorama. Las bombas terroristas fueron cambiando de color, de objetivos. Los nuevos enemigos provienen de remotos confines, de desiertos ignotos, de creencias ajenas, fanáticas, radicales, 
 El tremendo dolor causado durante décadas por un terrorismo próximo, concreto, de "crónica de sucesos diaria" se ha ido sutil casi imperceptiblemente transformando en un borroso recuerdo, como aquella pesadilla que nos desasosiega en los primeros momentos tras el sueño. A los seres que lo padecieron de forma personal ese dolor les acompañará toda su destrozada vida
El inconsciente colectivo de Jung y sus miedos; códigos generales de más fácil manipulación que el inconsciente individual de Freud. 
Todo un tratado de mensajes, campañas y advertencias obligan a pensar que nada es gratuito, que todo tiene su porqué y que puede aprovecharse el dolor, el temor y la angustia del inconsciente colectivo atemorizando, atenazando en nombre de la seguridad colectiva ante el terror. Alguien, algo, no ha funcionado impidiendo la tragedia. Una vez sucedida que raro y que siniestro parece ese descomunal despliegue protector.
Recuerdo ingenuos del terror literario: Robert Bloch, Clark Asthon Smith, Frank Belknap Long, August Derleth, Donald Wandrei, incluso Lovecraft, cuyos terrores producen un escalofrío pasajero, íntimo, controlable e "infantil". Terror y certeza es la premonición del viejo Eric Arthur Blair, su Gran Hermano nos controla, nos manipula y nos paraliza con el miedo.


No hay comentarios:

Busca nuestras entradas