8 nov. 2008

Un puente maltratado

Ojala fuera el último vehículo que lo atravesase.



Este es el magnífico Puente Románico de Zamora. La imagen, prestada, reproduce un cortejo fúnebre. Podría ser en su propio honor y por la falta de sensibilidad que tienen por este monumento sin par los propios zamoranos y los responsables de preservarlo.

Llegan dos agentes de la Policía Municipal de Zamora. Se sitúa uno a cada entrada del puente. Comienza la Prueba de Esfuerzo de un Monumento que debería estar cerrado al tráfico rodado desde hace muchos años. Una prueba diaria. Se paralizan las dos filas, de un lado, del otro. Todo el peso sobre las viejas piedras. Los siglos no han podido con él. Se cargaron estúpidamente los dos hermosos torreones que lo limitaban. Hoy, en plena época de sensibilización, de necesitar, aunque solo sea para el decorado, monumentos de esta envergadura, se le castiga y se le denigra con una reiterada estupidez de los que no saben lo que hacen. Pero no por ello deben ser perdonados.

Cuando tenemos como ejemplos los Puentes protegidos y restaurados de Córdoba, el de Salamanca. Cuando todos los pueblos revisan sus sensores de protección patrimonial. Cuando se les llena la sucia boca a los políticos con los presupuestos para defender el patrimonio artístico y cultural, suceden tropelías como esta.

¡¡¡ZAMORANOS, EL PUENTE ESTÁ EN PELIGRO, VENID A DEFENDERLO.!!!


1 comentario:

Zhoya dijo...

Al final habrá que salir a la calle a manifestarse (que está de moda) para que lo cierren, pero difícil se iban a poner las cosas si lo hacen antes de tener el nuevo, si es que viene.
Paciencia y Esperanza!!

Busca nuestras entradas