25 ene. 2010

Los paraísos perdidos.- Veinticinco años

Friedrich Hölderlin
HIPERIÓN

"El hombre no puede disimular que hubo un tiempo en que fue feliz como los ciervos del bosque, y a pesar de los incontables años transcurridos, se apunta todavía en nosotros la nostalgia por los días de aquel mundo originario en que todos recorriamos la tierra como dioses, antes de que no sé qué domesticara a los hombres, cuando todavía les rodeaban por todas partes no muros y maderas muertas, sino el alma del mundo, el aire sagrado."

Basilio Martín Patino

Los paraísos perdidos 1985
Un caso peculiar en nuestro cine. Autor en 1965 Nueve cartas a Berta, dicen, la primera película moderna del cine español, de Canciones para después de una guerra (1971), Queridísimos verdugos (1974) y Caudillo (1976), entre otras.
Peculiar por su trayectoria, escasamente comercial, personalidad en sus planteamientos temáticos contracorriente a modas y taquilla.

En 1985 rodó Los paraísos perdidos, continuación de aquella Nueve cartas... Berta sería Charo López, Lorenzo es Miguel Narros, el autor de las cartas, escenario; una vieja ciudad castellana, Zamora.

Es el regreso de una hija de exiliados republicanos.

Vuelve a España para asistir a la muerte de su madre y hacerse cargo del legado cultural que hereda, junto a una vieja casa de la familia. Mientras los recuerdos, el tiempo irreversible, la tradución de Hiperión, de Hölderlin, que le hace de viático y refugio.

Rodada en Toro y Zamora. Mi presencia en los diversos platós y escenarios. Mis charlas con Basilio, con Alfredo Landa, con José Luis García Sanchez (Productor) que me contaba que preparaba entonces La corte del Faraón, con Charo López, José Luis Alcaine (Fotografía), fueron autenticos cursos intensivos de cine. La noche en que rodaron en Radio Zamora SER, una breve secuencia, sentí el cine en lo más profundo, del otro lado. No podía en venusyjanobriga dejar pasar este recuerdo entrañable.
En la foto : Charo López, protagonista de Los paraísos perdidos , en una pausa del rodaje. La acompañamos Chelo Mateos (Cadena Cope) y el nostálgico autor de este blog.
Si lo desea, en el enlace final, puede visitar la página oficial de Basilio Martín Patino, en ella un trailer de la película, (no se ve con calidad) ayuda a revisitar el cine de este autor y su obra, hoy un poco olvidada.







































3 comentarios:

Trecce dijo...

Precisamente el otro día, leía en "La Opinión de Zamora" en la sección Hace 25 años, un extracto de la nota en la que se hacían eco del rodaje de la peli en Zamora.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Viví intensamente el rodaje. B Martín Patino había dejado en mi una huella profunda con Canciones para despues de una guerra. Rodaron en los Estudiso de Radio Zamora, entonces hacía crítica de cine en esa emisora. Con todo el mundo hable de cine, de proyectos, de sueños. Con el único que no congenié fue con Amancio Prada; me pareció un pelín creido. No se dió tanto bombo en la prensa. Toro es una Ciudad con una profunda significación en mi vida...En esta película salen escenarios, casas, lugares de Zamora, Toro que el tiempo ha cambiado, como todo, para siempre.

Trecce dijo...

"Canciones...", qué gran película.

Busca nuestras entradas