28 feb. 2010

Mito Relato 43.- Fondo de armario

Me fui desnudando. Primero un disfraz de Arlequín, con una máscara veneciana inquietante. Desnudo arrojé, esa piel usada semanas atrás, al fondo del armario. Fueron cubriéndome hábitos y caperuzas de colores, rojo, negro, morado. En una operación semejante me los quité y fueron ocupando espacio en el armario. Ante el espejo, ahora me flameaban diversas corbatas brillantes, de hermosos colores. Conformaba una grotesca imagen, mi desnudez encorbatada. Me saqué de encima un mono azul de trabajo que se quedó exangüe junto al guiñapo Arlequín.
He abierto un cajón. Me fijo en el bañador del verano pasado. Parece como vivo. Abultando la zona del paquete, parece solicitar su turno en este devenir de disfraces. Mudamos los disfraces, siempre con el mismo fondo de armario.(C) M. Iglesias.

3 comentarios:

Malena dijo...

Hola Manuel!
FELIZ_DOMINGO! Y, SÍ! BIEN CIERTO ES... Q EL FONDO "SIEMPRE PERMANECE INALTERABLE", Y Q NOS HACE UN GUIÑO
PARA Q NO LE "DEJEMOS EN EL OLVIDO"!

Un Abrazo!

Male.

sagitaire17@gmail.com dijo...

Primero agradecerle su visita a mi espacio.
Y ahora aquí estoy en el suyo.No se puede negar que es muy personal...y bastante especial.Tendré que volver con más tranquilidad para explorar estos fondos de armarios :)
Un saludo.

Melody Paz dijo...

Por fin me llegué a visitarte Manuel, que buen blog tienes, me uní a él, te felicito!!andamos por diferentes derroteros como dices tú, pero lo esencial es que nos une la pasión por el arte en todas sus manifestaciones. Un besote.

Busca nuestras entradas