25 ago. 2010

UN LARGO Y CÁLIDO VERANO (4) PIGMALIÓN, VARIACIONES

Todo buen aficionado recuerda...

    «Pigmalión se dirigió a la estatua y, al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que, deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera del monte Himeto se ablanda a los rayos del sol y se deja manejar con los dedos, tomando varias figuras y haciéndose más dócil y blanda con el manejo. Al verlo, Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que se engañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez, y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos.» Ovidio  Metamorfosis, Libro X 
 Pigmalión (1913) George Bernard Shaw. Comedia divertida e ingeniosa, fue escrita como introducción didáctica a la fonética, pero en realidad trata del amor y contiene numerosos elementos de crítica social, como la explotación de un ser humano por parte de otro.
EL CINE HA ADAPTADO ESTE MITO. El coleccionista, My Fair Lady, Pigmalión...


El lunes que la conocí, podría muy bien no haber ido al parque.

Podría haber estado ocupado, no tener ni un minuto
libre. ¿Qué os pensáis? Algunos días tengo cosas que hacer:
medir con las manos el tronco de los pinos recién plantados
a los dos lados de la carretera de circunvalación, para vigilar
la deforestación (la mitad de los pinos palmará, estoy seguro,
por eso los controlo; no es de extrañar, si observas cómo trabajan
los del servicio de jardines del ayuntamiento); entrenarme
a correr el mayor tiempo posible, o a disparar con la
pistola de perdigones a las latas de cerveza delante de la caravana.
Es para la resistencia y los reflejos, por si algún día
tengo que escapar de un atentado o salvar a alguna persona,
hay que ser previsor. Y un montón de cosas más, cosas muy
diferentes. Por ejemplo, tallo trozos de madera con una navaja
Opinel. Hago animales, pequeños personajes: gente que
veo por la calle, gatos, perros, lo que sea.
O voy al parque a contar las palomas. (Duomo Ediciones)

 Se estrena estos días la versión cinematográfica de Tardes con Margueritte, novela de Marie-Sabine Roger  1957- Burdeos. Tras ejercer de profesora en un colegio infantil durante varios años, hoy día se dedica por entero a la escritura. Es autora de más de cincuenta libros de literatura infantil, juvenil y de adultos.



Damos un toque de actualidad a nuestro veraniego trasiego entre CINE / LITERATURA. Para que NO todo sea "backward glance". GÉRARD DEPARDIEU lo merece, La novela de ROGER, también.

1 comentario:

ethan dijo...

Me gustaron las versiones de Pigmalión, quizás más la primera, la de Asquith y Leslie Howard, con Wendy Hiller más salvaje que Audrey Hepburn. Aunque la musical, con la actriz gacela, es difícil de olvidar. También influye la manía que le tengo a Rex Harrison.
Saludos!

Busca nuestras entradas