30 jun. 2013

CINE DE VERANO 2013.-MÍTICOS BIKINIS


                                              

La fotografía y el cine, desde el primer momento, quisieron mostrar el cuerpo humano en su estado natural. 
Deseo, belleza pero también censura. La sala oscura fue el lugar idóneo para entablar la disputa. Asuntos de la carne, inevitable las ideologías. De manera natural un mito como ejemplo; Adán y Eva, ¿ incitación al pecado en su desnudez o prueba inequívoca  de inocencia original ?
Hagamos todo más sencillo. En este CINE DE VERANO 2013 dejamos de lado las disputas morales entre libertad o censura y ataviamos el adorado cuerpo femenino con dos prendas antiguas que deben al cine mucho de lo que hoy representan: hablamos  del BIKINI.
Fue por los mediados años 40 del siglo pasado. Un francés avispado, Louis Reard, que debió fijarse e inspirarse en algún grabado de la antigüedad y al que se le ocurrió colocar dos prendas sobre el cuerpo de la mujer. Dejaba al aire brazos y hombros, talle, cintura, ombligo y piernas,  y al que le otorgaron el nombre universal del atolón atómico de "Bikini", de moda por aquellos años. 
El nombre fue un acierto. La aportación visual del eros masculino  hizo el resto.
Les presento, queridos amigos (en este caso para ellos) a pleno sol del verano de 2013, la prenda por excelencia del verano que adorna el siempre venerado cuerpo femenino.
 Ni el clásico y excesivo bañador. Ni el apabullante y posmoderno tanga. Su majestad EL BIKINI en el cine.


1 Debra Paget danza sugerente y bellísima en la película de Fritz Lang LA TUMBA INDIA (Das indische grambal). Luce su peculiar conjunto en un relamido y teatral escenario donde no falta la serpiente, socorrido y repetido símbolo, ante los ojos desorbitados de marajas, sacerdotes e incluso los de la propia cobra.



2 La cobra deja su sitio a una pitón descolorida. Salma Hayet modifica los horarios de los establecimientos de copas: Abierto hasta el amanecer. De nuevo excitados espectadores con la boca abierta, no solo en la demoníaca sala, asistimos a uno de los BIKINIS más espectaculares en movimiento de la historia. ¿Lo recuerdan?




3 Para la memoria colectiva de los espectadores de las salas de cine decir bikini pasa por ponerle y recordar un nombre; Raquel Welch. 
Su carrera no fue un techado de películas inolvidables. 
Sus bikinis, hoy manifiestamente pudorosos, si lo fueron. La vemos lucir su "dos piezas" en Fathom, de 1967 ante el babosillo monóculo de Ronald Fraser.


4 Repitamos con el icono Welch  y demostremos que el bikini viene de muy antiguo. ¿Un millón de años?. Puede. No se precisaban concordancias ni certezas científicas remotas. Dinosaurios, una bella cavernicola, muy bien peiná, pero con un bikini de pieles capaz de alborotar toda una época geológica.


Lo bueno si breve dos veces estupendo. 
 5 Terminamos esta primera entrega sobre MÍTICOS BIKINIS seleccionando de entre las bellezas que, con este uniforme oficial, acompañaron a lo largo de la historia al  Agente Secreto más famoso de la historia del cine.
Despertando, cual fauno, de una apacible siesta en el paraiso, OO7 (Sean Connery) que queda, como todos nosotros, atónito y fascinados, ante la aparición de la bella Ursula Andress. El Bikini es blanco. Al cinto un cuchillo. Una caracola en cada mano...




6 La escena se repetirá a modo de homenaje en Muere otro día. Terminamos con otra chica Bond, Halle Berry y su también espectacular salida de las aguas, como todas las diosas, luciendo un bikini ante el voyeur Pierce Brosnan.
A lo largo del cálido verano tendremos ocasión se seguir revisando los MÍTICOS BIKINIS que en el cine han sido.


2 comentarios:

Trecce dijo...

Muy apropiado, aunque no se si será refrescante o hará subir la temperatura.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: La realidad, amigo, supera la ficción. No hay más que ver los modelos veraniegos que pasean por nuestras calles. El bikini sigue formando parte del atrezo, más que del vestuario.

Busca nuestras entradas