28 ene. 2014

CUATRO GIGANTES (3) Música y cine.-MIKLOS ROZSA (parte 2ª)

These photos courtesy of Janos Sebestyen.
More photos at the Janos Sebestyen website. Muchas gracias.
                                                  
         MAX STEINER, ERICH WOLFGANG KORNGOLD,MIKLOS ROZSA, BERNARD HERRMANN

Habíamos dejado al maestro a punto de despegar. Su carrera queda definida por Cabrera Infante de esta manera
"vuelta a su primer estilo heroico"...
"...con Quo Vadis, Ivanhoe y sobre todo Ben-Hur, en 1959, que le gano otro Oscar. Pero en esta etapa nunca consiguió igualar su gran manera musical majestuosa de El ladrón de Bagdad. Sin embargo, con El Cid Rozsa volvió por un momento (y fue un momento memorable) al viejo esplendor inglés y su música contribuye grandemente a hacer de El Cid un espectáculo grandioso, mejor sin duda que Ivanhoe y Quo Vadis. Rozsa vivió luego oscuramente-- que para un músico de cine es decir en el silencio"  Cine o sardina.
En 1949 firma un contrato con la Metro. Es señalado como el compositor idóneo para películas de época, históricas o grandes superproducciones.
Antes de eso, ya decíamos que para La jungla de asfalto compone una lírica miniatura. En Madame Bovary se inspira en temas folclóricos franceses y nos dejó un vals inolvidable. En La costilla de Adán, Mundos opuestos, deja su distinguida impronta. Su música acompaña films bélicos como El Danubio Rojo y Sublime decisión...



Entramos de lleno en el periodo espectacular y grandioso de su música. Le agrada componer para películas de recreación de épocas concretas de la historia. Siente curiosidad. Investiga la música de esos periodos históricos en los lugares donde se desarrolla la historia. 
Escuchemos los resultados conseguidos para Quo Vadis, con inspiración en temas de la liturgia griega y judía, viejas melodías sicilianas o árabes.


Persigue la recreación musical de un espectáculo. Puede ser en tiempos de Nerón. Lo continúa con Ivanhoe. Esta vez son fuentes sajonas y normandas del siglo XII, romances de juglares y trovadores.  Recreará el salmo 136 del salterio de Henry de Ainsworth (La aventura de Plymouth), la música del Renacimiento inglés para La Reina Virgen, viejas canciones marineras de Nueva Inglaterra para Todos los hermanos eran valientes. Si para Los caballeros del Rey Arturo no encontró materia musical de la Inglaterra del siglo V, se la reinventa.
Para los títulos de Los aventureros de Moonfleet compuso una de las pocas canciones que podemos encontrar en toda su obra para el cine. En el Renacimiento francés se inspira para poner la dulce música que acompaña a Diana de Poitiers en Astucias de mujer. 
Otra muestra de su versatilidad, de su búsqueda y acercamiento a las músicas originarias de los mundos recreados la tenemos en Cruce de destinos, en la que adapta temas del folklore hindú, El loco del pelo rojo, musicando la obra de un demente con temas impresionistas al más puro estilo Debussy. Los espirituales negros de Sangre sobre la tierra. La sinfonía romántica compuesta para el melodrama de Douglas Sirk Tiempo de amar, tiempo de morir.
Llegamos a la que se considera su obra cumbre de los frescos historicos. Investiga sobre temas romanos y judíos. Constituye una partitura extensa, rica en temas melódicos, compacta y que resultará uno de los mejores ejemplos de acoplamiento entre música e imagen. estamos hablando de BEN-HUR. El remar de los galeotes, las fanfarrias en marchas o presentación de la carrera de cuádrigas, la subida al calvario de Jesucristo. Obtiene un Oscar  y es el reconocimiento oficial a toda esa etapa de investigación que hemos mencionado. Se le marca con la etiqueta de compositor para películas con temática religiosa. No dice que no a componer la música para Rey de Reyes con una estructura semejante, más coral, con melodías babilónicas y yemenitas y nuevas marchas romanas.


Para EL CID utilizará como fuente de inspiración las Cantigas de Alfonso X, música medieval, morisca y española influida por Falla y Massenet. Es una banda sonora de recomendada audición, por ejemplo, en un viaje.





La gran tetralogía la cierra con una banda sonora que ha quedado olvidada por el fracaso del film: SODOMA Y GOMORRA pero que por variados motivos es una de sus obras capitales. Melodías basadas en temas babilónicos y coros hebreos expresando en pocas notas depravación; temas diegéticos sobre bodas judías, danzas palaciegas y el tema de amor de Loth e Ildith , uno de los mas hermosos, tristes y fascinantes de toda su carrera.
Al final de los años 60 llega el declive y el olvido. Compone, en su linea, la música para The Power y Boinas verdes. Se acuerda de él un Billy Wilder fascinado por su concierto para violín en tres movimientos y le encarga la música para La vida privada de Sherlock Holmes. 
El resto de su carrera está repleta de referencias a la nostalgia del esplendor anterior. El fervor popular, los cinéfilos y musicólogos aclaman sus obras. Alain Resnais le encargó la música para Providence, homenaje a la memoria. Con él gana el César del cine francés. 
Desde su refugio veraniego de Santa Margherita Ligure comprueba encantado la aclamación y reconocimiento mundial a su genio, que se apaga definitivamente en Los Ángeles el 27 de julio de 1995.

Nos queda el último GIGANTE de nuestra serie; BERNARD HERRMANN  

continuará...


7 comentarios:

Trecce dijo...

Espléndido.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce; Me lo paso muy bien haciendo estas cosillas. Es, personalmente, el que más me gusta. Reconozco que puede haber otros más importantes. Hay en este gusto un lado sentimental y nostálgico. Herrmann es impresionante.

Antonio Lozano Sánchez dijo...

Cerrando los ojos , se ve la pelicula, gracias a la memoria auditiva que nos da la música de este gran húngaro, con Puskas, Kubala, Kocsis y Czibor y con él habrian ganado un Mundial. Abrazos Manuel

ethan dijo...

Muy buena -y currada- serie, estaremos atentos al último capítulo, porque no sólo de Hitch vive Herrmannn
Saludos

MANUEL IGLESIAS dijo...

Antonio; No se me olvidará la primera vez que vi Ben-Hur, en el cinema Arias Gonzalo. Fui con mi padre, era Semana Santa y se me metió (como un gusano)su música. Pasaron muchos años hasta conocer a su autor.

MANUEL IGLESIAS dijo...

ethan:El gran curre, amigo ethan, como tu sabes mejor que nadie, es sintetizar, "espigar" y resumir de todo cuanto se nos ocurre. Herrmann es, en la música de cine, "otro mundo"

MANUEL IGLESIAS dijo...

Antonio: Me olvidé señalar: El cinema Arias Gonzalo fue un cine esplendido de Zamora. Hoy ocupan su espacio supermercados, tiendas de deportes...

Busca nuestras entradas