17 sept. 2014

GRANDES DE LA BANDA SONORA; ALEX NORTH (y 2)

                              Alex North Quotes



Nuestra segunda entrega dedicada al gran ALEX NORTH la iniciamos cuando comienzan a llegarle propuestas para componer bandas sonoras para películas  "superespectáculo". Son tiempos en los que el cine debe competir con un nuevo medio, la televisión. 
La pantalla se agranda y surgen producciones en cinemascope y cinerama que precisan de un acompañamiento musical, al menos, con parecida fuerza dramática y espectacularidad a la ofrecida por la imagen.
North lo conseguirá con TRES obras maestras indiscutibles, paradigmas de lo que debe ser la música en este género de films, sin dejar de lado la creatividad y sin renunciar a momentos en los que la melodía envuelve sentimientos íntimos apabullados por el propio espectáculo. 

Una de sus excepcionales bandas sonoras es la compuesta para ESPARTACO 1960, la tragedia optimista del hombre por alcanzar la libertad, la igualdad y la dignidad, firmada por "su" amigo Satenley Kubrick (el mismo que luego le rechazaría la suite para 2001, una odisea del espacio --ver primera entrega). 




Cleopatra 1963, película con infinidad de peripecias en su caótica producción (ruina de la 20th Century Fox) accidentado y largo rodaje. Cambio de director sobre la marcha. Comenzada por Rouben Mamoulian (cuyo material filmado no se pudo aprovechar) autoría firmada por el excelente director y guionista Joseph Leo Mankiewicz. Con todo, North consigue sacar adelante una magnífica banda sonora que será nominada al Oscar en 1963. Esto es lo que compuso para los títulos de crédito. North subraya con su música que estamos, sobrepuesto a todo el espectáculo, ante una convulsa, dramática y eterna historia de amor...
                            




Cambio de época. La ambientación musical debe transportar al espectador al Renacimiento Italiano
Carol Reed lleva a la pantalla en 1965 la novela de Irving Stone El tormento y el éxtasis. Dos personajes transcendentales de ese periodo de la historia, Miguel Ángel Bounarrotti y su mecenas, el Papa Julio II son los protagonistas. La creación artística, la búsqueda de la belleza y los padecimientos del genio; las exigencias del poder. Los sentimientos y fuerza de esos dos personajes inspiran a North y ofrecer una banda sonora magistral. Escuchen:




Alex North puso música a dos documentales aclamados. Uno, exhibido en las pantallas de Cinerama de todo el mundo, Aventuras en los Mares del Sur 1958, cuyo trailer restaurado nos sirve para escuchar momentos de su música original, y otro África 1967, serie para televisión, que no he sido capaz de localizar. 


Otro de los géneros a los que aplicó su talento fue al cine del Oeste. De este apartado vamos a compendiar tres de sus destacados logros; Cheyenne Autumn de 1965, The Wonderful Country 1959, y Bite the Bullet 1975.

A North le atrajo poderosamente el folklore mejicano. Ya lo mencionábamos al referirnos a Viva Zapata. Algunas melodías están claramente inspiradas en sonidos musicales del otro lado de la frontera. Esas influencias nacionalistas no se limitan a Méjico o Grecia (recordar A Dream of Kings de 1969) De su etapa rusa y la influencia de Prokofiev queda manifiesta con su música para The Shoes of the Fisherman 1968.



Elevándose sobre lo bueno y lo malo de la película de Michael Anderson; conflictos vaticanos en la elección de Papa (con la tv norteamericana dando testimonio), abismo abierto ante una posible guerra nuclear, embargos, hambrunas, respuestas papales ante los acontecimientos... aparece la música de Alex North.




De sus trabajos hasta su muerte (Los Ángeles 1991) a incluir en este recordatorio: la música para el drama intenso y literario ¿Quien teme a Virginia Woolf? 1966. Su aportación a un músical: un ballet para Papá, piernas largas 1955, una rapsodia para piano y orquesta para Four Girls in Town 1956 (no localizada para su libre exhibición en este medio) la canción archifamosa Unchained Melody para Unchained 1955, un film hoy olvidado de Hall Bartlett.
Nuestro GRANDE DE LA BANDA SONORA estuvo nominado para el Oscar un montón de ocasiones, las últimas por Dragonslayer 1981 y Under the Volcano 1984. Nunca lo consiguió. 
En 1986 la Academia, en ese confortable intento de arreglar injusticias, le concedió el honorífico al conjunto de su carrera. 
Dejemos que su música llene nuestra cabeza de sensaciones, a la espera de encontrarnos en el firmamento con otro GRANDE DE LA BANDA SONORA: 
                                             ELMER BERSTEIN, (pero...esa es otra historia)






                                                      

Recomendaciones; echar un vistazo al Blog de Leonardo Niño Rodríguez
Leer de Ultramar Ediciones MUSICA Y CINE de Manuel Valls y Joan Padrol.
E Fundamentos; Cine y Música  T, Adorno y H Eissler.
M. Chion; El cine y sus oficios Editorial Cátedra 1990.
A. Álvarez Pérez; Música y dramatización. Edit Miñón 1972
R. Beltrán Moner; La ambientación musical. Instituto Oficial de Radio y Televisión 1985



2 comentarios:

ethan dijo...

Muy interesante como siempre tus posts sobre los grandes compositores. De "las Sandalias del pescador" siempre recuedo ese golpe musical cuando el papa decide donar todos los bienes de la iglesia, justo al final de la película. Que se te quede grabada la música de ese momento no es normal. Impresionante.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Gracias Ethan: North tiene varias bandas sonoras esplendidas. La de Las Sandalias creo que está por encima de la película.

Busca nuestras entradas