11 mar. 2009

Intrusos. Mini Relato

Foto: (C) Pablo Iglesias Regreso de dar un buen paseo. La luz y un presentimiento dicen que todo se dispone a cambiar.El ciclo se reanuda. Todo esta dispuesto para la primavera.
He visto en unas calicatas arqueológicas los impúdicos e indefensos restos de un pobre ser humano desenterrado. Recibían los rayos de sol de esta tarde irrepetible. Sentí la extraña sensación de que mi mirada y la luz del sol sobraban en la escena. (C) M.Iglesias

3 comentarios:

El Traste Nº 27 dijo...

Me ha resultado inquietante pasar al lado de los restos humanos de alguien. Pero lo que aún me ha parecido increible es el morbo que presenta la simple presencia de la muerte. ¡La de gente que había allí mirando!

lologuit dijo...

La opinion del trasten 27 la comparto. Me produjo conmiseración y una profunda piedad y conmiseración la escena. Todo era contrapunto: El sol, la primavera vs la muerte y el olvido representados en esos insignificantes restos. La memoria no existe. Nadie llorará jamas en esas tumbas. El olvido. La eternidad. Descansen en paz relativa. Aparecera un pico, una excavadora, los rayos de sol para profanar un sueño inexistente. Sigue con el recuerdo de viejos grupos de música, el olvido y el desconocimiento nos hace creernos únicos. Otros delante de nosotros hicieron algosiempre.

Carlos García Valverde dijo...

Tuve una experiencia parecida en el descubrimiento de un cementerio medieval, en un pueblo leonés, y la exhumación de un par de tumbas del mismo. Me pareció una especie de profanación ver aquellas osamentas incompletas al aire, bajo la indecente mirada del paisanaje; acaso entre los presentes había algún descendiente de aquellos huesos olvidados.

Busca nuestras entradas