5 oct. 2009

Mito Relato 33 La carta en la mesilla de noche

(C) Dibujo: M.Iglesias/Chica en un café (Sobre una foto de El País)Toda mujer guarda una carta en su mesilla de noche.

En su soledad de esta mañana preciosa de principios de Octubre rebusca en la mesilla de noche. Es una especie de carta escrita hace más de veinte años por ella misma. La guardó sin mandarla a su destinatario. En ella, como si fuera su única prueba, anotó las maravillosas sensaciones de aquellos momentos, justo unas horas después de despedirse para siempre de aquella pasión imposible. En aquel café de la estación, esperando la salida del tren.

Ha sido el día y medio más extraordinario de mi vida. En mi piel se ha quedado tu olor, me sabe tu boca aún en mi boca. Me estremezco recordando tu mirada, tus silenciosas caricias, la alucinación de tu pelo rizado. Estoy enamorada inútilmente. No te olvidaré nunca Mi Amor, nunca.

La guarda entre cosas sin importancia. Es una simple hojita de papel, metida en un sobre amarillo. Una reliquia sacrosanta. Le da la sensación cuando la lee que esa letra no es suya. Pero al pasar dulcemente los ojos por los párrafos, aún se estremece. Estoy enamorada inútilmente. (C) M. Iglesias

1 comentario:

Carlos García Valverde dijo...

Relato correcto, Manuel, aunque los has pergeñado mucho mejores. No obstante, me siguen alucinando tus fenomenales dibujos.

Busca nuestras entradas