18 nov. 2011

MITO RELATO 89.- LOS CANDADOS DE SEMURET






Semuret: Lápices color y bolígrafo sobre papel © M. Iglesias.

Desde el puente aquel atardecer era aún más triste. El joven fue directamente al lugar exacto. Apoyó sus codos en la barandilla. Al contraluz, visto en la distancia, su imagen era la representación canónica de la melancolía.

Apuñó la pieza de acero laminado, lisa, fría y suave. Acarició su superficie y recordó el beso largo que culminó aquella cursilada.  Dijeron aquello de amor para siempre y siguieron como locos besándose. Entre risas y besos arrojaron la llave al río que les pareció entonces de aguas azules. En mitad del puente solitario gritaron, aquel amanecer, como locos su amor.

Las cigüeñas regresaban a sus nidos seculares. El joven se estremeció. Le hubiese gustado tener una cizalla y arrancar ese dolor profundo que suponía ese candado en la barandilla de aquel puente.  


Copyright © M.Iglesias

6 comentarios:

Claudia Baelo dijo...

Hola Manuel ¿qué tal estamos?. El amor...el amor se hace en si mismo eterno porque existió,otra cosa es alargarlo en este tiempo finito mientras vivimos donde todo tiene su comienzo y su final.Ser joven significa querer alargar ese tiempo más allá de lo finito e infinito,después se impone la realidad y el dolor es más profundo que donde cayó esa llave.Los candados en puentes son deseos de alargar el éxtasis del amor...después si no hay cizalla...si es que amor con candados son incompatibles.
Bonito microrelato,por cierto ¿esa pintura también es tuya?.Saludos Manuel! ¡¡feliz fin de semana!!!

MANUEL IGLESIAS dijo...

Claudia: La idea surgió el pasado domingo, cruzando un puente. Recordando otros atardeceres. Tienes razón amor y candados. Tres Monedas en la Fuente es una ofrenda a los deseos del amor. Si, suelo sustentar las ilustraciones, que están por todo el blog, con los resultados de otra de mis pasiones, dibujar, pintar. Por el puro placer de hacerlo, sin pretensiones. A veces al dibujar algo se me ocurre un relato, otras es a la inversa. Buen fin de semana para ti. Para cuando la visita a Semuret?

Trecce dijo...

Precioso el dibujo, Manuel.

Claudia Baelo dijo...

Hace algunos años vino un amigo desde USA con su novia española y tuvieron el placer de visitar Semurah ;^), desde entonces y cuando escribe siempre pregunta por ella por lo mucho que le gustó y por allí sigue contando su fantástica experiencia. Son de esos sitios que siempre se vuelve. Ya dije en el blog de Trece, Castilla-León es un encuentro con el pasado,lleno de rincones increíbles, arte y paisanaje llenos de belleza. Crear con pretensiones suena a mercantilismo,lícito por supuesto, pero crear en si mismo es lo que importa para aquel que lo necesita. Sana,conforta el espíritu. Bueno,creo que se me olvidó poner alguna música a este jovencillo que anda melancólico en el microrelato, a ver pienso....Esta vendría bien ,creo http://youtu.be/7kjvB1lzZyk o esta http://youtu.be/FqjqCp4cYJg o tal vez su juventud le identifique más con esto http://youtu.be/5PC68rEfF- o tal vez su papá http://youtu.be/b49YfsjXw5E.
Un abrazo Manuel (de momento tengo el viaje a Pernanbuco...jajajaja) ;^)
(Mi padre pintaba acuarela sin pretensiones y hizo cosas increíbles,el tuyo es muy bonito).
Un abrazo,¡¡hasta otra!!

Claudia Baelo dijo...

No salió del todo bien un enlace,te lo vuelvo a poner...

http://youtu.be/5PC68rEfF-o

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: Todo paseante del Duero sabe de esas luces. Gracias

Busca nuestras entradas