14 dic. 2012

UNA SOLA VEZ.-CHARLES LAUGHTON-THE NIGHT OF THE HUNTER


                      

                       UNA SOLA VEZ


Ha habido actores, escritores, dramaturgos, poetas, arquitectos, decoradores, guionistas, que tentados por el cine, su lenguaje y sus posibilidades expresivas, llegaron a dirigir su propia película. Su ÚNICA PELÍCULA. Esa "solum operatur" ha quedado en la historia del cine, a veces como una curiosidad, otras como una rareza, y en contadas ocasiones como una obra maestra exclusiva.

Laughton no podrá evitar que en nuestros recuerdos cinematográficos lo veamos como Enrique VIII, al orondo senador Gracus, un convincente Rembrandt, aquel inolvidable profesor Arthur (Esta tierra es mía) o el no menos impresionante campanero Quasimodo. Su extensa filmografía y trabajo en el teatro, dejó una huella imperecedera.
Traemos en esta sección Una sola vez  la única película que dirigió. Hoy considerada una obra maestra (no apreciada en su momento) y que debe de aparecer en cualquier lista de preferencias de todo buen aficionado al cine, por encima de géneros o clasificaciones.
Fue capaz de que Robert Mitchum (un actor limitado) resultara la eficaz encarnación de Harry Powell, un criminal, paranóico y despiadado. Laugton debió fijarse, siendo actor, como dirigían Siodmak, Hichcock, Dieterle o Korda. Le echó una buena mano Paul Gregory, el productor. Contó con un buen guión del Pulitzer James Agee (La reina de África) que adaptó una novela de Davis Grubb, o la magnífica fotografía de Stanley Cortez (Secreto tras la puerta, El cuarto mandamiento, Corredor sin retorno).
Nos sigue fascinando ese mundo onírico, de estampa bíblica; el bien (Lillian Gish) el mal (R. Mitchum). La mezcla de crueldad y ternura, ironía y nostalgia. Ese lugar de apacible apariencia ocultando un perverso entramado de horror. Impactante como relato criminal.  Conmovedora como cuento infantil, mágico y poético.
Esas mezclas que señalamos han influido, mucho más de lo que parece en directores contemporáneos; David Lynch, Tim Burton. En este caso, sin dudarlo, estamos ante una película verdaderamente ÚNICA.
                     


PRÓXIMA ENTREGA: LORENZO LLOBET GRACIA- VIDA EN SOMBRAS   (1947)

3 comentarios:

Trecce dijo...

Sólo una, pero vaya peli.

lidialaescriba dijo...

intersante ,apasionada del cine, pero...no precisamente,de aquellas épocas, hay sobre actuación-por si te has olvidado mi formación es de actríz, y directora de teatro,no en escritura- y cómo me cuesta separar, una trabajo actoral, correcto, creíble,increíble, maravilloso, con directores de la hostia, de aquellas viejas versiones, que son , eso, viejas versiones, de actores, que en fin,algunas personas, consideran -como LEE STRASBERG, gran maestro de actores,COMO GENIALES- y a mi...hmmm no!, gracias finalmente, que no todos estemos de acuerdo con todos! este universo sería muy muy aburrido!
un abrazo,MUY FELICES FIESTAS!
lidia

MANUEL IGLESIAS dijo...

Lidia: Te agradezco tu comentario que pasaré a calibrar en su justa medida en cuanto me funcione el traductor automático. Me quedo con "apasionada del cine... No precisamente, de aquellas épocas (¿?). Una cosa tengo clara: el buen cine está por encima de épocas o modas.

Busca nuestras entradas