26 ene. 2011

MIto Relato 74.- LA CIUDADELA

(c) M.Iglesias Ciudadela. Acuarela sobre papel

Aquellos validos conservaban sus privilegios. Ocupaban extensas dependencias de la inmensa Ciudadela. No faltaban a diario exultantes  manjares. De las profundas bodegas vinos y licores exquisitos fluían inagotables. Exclusivas dehesas se mantenían restringidas para la cazar y los juegos, la equitación y los cortejos. En suntuosos jardines se representaban comedias y sonaba la música. La belleza y el arte tapizaban suelos y paredes y mantenían en un permanente estado de graciosa felicidad a todos aquellos seres exclusivos.
Fuera de los sistemas de protección de la Ciudadela, lejos de las luces y las risas, la peste, el hambre y la miseria formaban una inmensa marea  que amenazaba a los privilegiados.   © M.Iglesias

1 comentario:

Trecce dijo...

Dicen que el sistema de castas es exclusivo de la India, pero las hay en todo el mundo.

Busca nuestras entradas