19 ene. 2011

MITO RELATO 73.- REGULACIÓN MÁGICA

 Todos los directores de departamento fueron convocados a una reunión urgente. En la sala de juntas la novedad era un notorio escenario, preparado para una posible actuación.
 Y Así fue. Durante largas horas se habló ininterrumpidamente de la situación de la empresa con aquellas habituales proyecciones y transparencias,  primeros planos de una situación dramática. Lo que dejó perplejo a los asistentes fue que la larga reunión finalizó con la actuación de un Mago.
 En la tarima se instalo un artificio en forma de probador con cortinas correderas. El Mago distrajo a los asistentes con algunos juegos de naipes; trucos de siempre, juegos de sugestión; un huevo convertido en paloma, una carta en serpentín dorado, una cuerda cortada en pedazos salió de sus manos entera e inmaculada. No hubo conejos. Pidió un voluntario para el número hipoteticamente   fuerte. Se levanto Eusebio, siempre tan servicial. Saludó, fue aplaudido por su osadía. El Mago le preguntó si estaba dispuesto a hacer un viaje. Eusebio entre las risas y comentarios de los asistentes dio un sí nervioso. Le pidió que entrara en el artificio-probador. Corrió las cortinillas. Dio los pases mágicos. Una ligera explosión, una humareda blanca. El Mago desapareció. Unos momentos de estupor dieron paso a que los más próximos descorrieran las cortinas. Eusebio, el director comercial, se había esfumado. El revuelo fue mayúsculo.
La mujer de Eusebio, presa de un ataque de nervios, lleva ya tres semanas esperando que le aclaren este tremendo asunto. En la Empresa nadie sabe nada.
© M. Iglesias



8 comentarios:

Trecce dijo...

A veces, el más dispuesto es el que recibe el sopapo.

manuespada dijo...

Que bueno, me encanta la inclusión de un mago en una situación tan aparentemente burocrática. Un abrazo.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trece: El fallo de este sistema es que una segunda sesión de mágica es impensable. Nadie saldría a la palestra. Un saludo

MANUEL IGLESIAS dijo...

Manu: Gracias maestro.
En realidad lo que hace las grandes empresas para soltar lastre es mágia. Trucos legales, artimañas legales. Ahí están las Cajas y sus ERES.

Araceli Esteves dijo...

Eso le pasa por ser el más dispuesto. Por otro lado, a todos nos encantaría tener un artilugio de esos en casa. A poder ser, portatil.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Araceli; La magia consiste en la sugestión. Las grandes empresas saben los trucos, cuentan con los magos, dominan la puesta en escena. Por ahí va mi metáfora. Eso y el perplejo silencio de los alucinados espectadores a los que no les ha llegado el turno. Gracias por tu comentario, un honor

ethan dijo...

Magia negra al servicio de los beneficios. Muy bueno el relato, enhorabuena!

MANUEL IGLESIAS dijo...

Ethan: La ingerieria financiero-laboral empleada en las regulaciones por las grandes empresas es autentica magia negra,alquimia que transforma todo en paro para crear el clima de terror preciso para su beneficio. Gracias, un saludo

Busca nuestras entradas