8 feb. 2013

UNA SOLA VEZ.-DALTON TRUMBO. JOHNNY GOT HIS GUN


                                                          

Sin un buen guión no hay una buena película. DALTON TRUMBO fue un guionista muy considerado en Hollywood. De carrera irregular, progresista y perseguido. Reconocido y hoy traído al espacio UNA SOLA VEZ de  VyJ  por ser el autor de una única película como director.
                                                           

Nacido en Colorado en 1905. Hijo de sheriff. Comenzará a trabajar en uno de los estudios menores, la RKO, como guionista tras el éxito de la publicación en Inglaterra de The Eclipse, su primera novela. Coherente y concienciado en sus ideas anti-fascistas, participó en diversos movimientos de ayuda a los republicanos españoles.
En 1938 escribe una de las novelas más antimilitaristas de la literatura moderna; Y Johnny cogió su fusil.
Su integración en la maquinaria de Hollywood le obliga a soportar manejos de producción y manipulaciones censoras. Trabaja con Victor Fleming (Dos en el cielo, 1943) y Mervin Le Roy (Treinta segundos sobre Tokio, 1944) teniendo ocasión de mostrar en sus guiones un ejercito con rotundas cualidades. Será corresponsal de guerra en el Pacifico y consejero organizador de las Naciones Unidas.

En 1947 todo se complica para Trumbo. Como la definió Kenneth Anger, llegó la "marea roja" y él fue una de las víctimas.
 El oscuro y manipulador J. Parnell Thomas,  y el siniestro Richard Nixon, ponen en marcha el Comité de actividades anti-americanas de la Cámara de Representantes.
John Wayne es elegido presidente de una cuadrilla de linchamiento: la Alianza Cinematográfica para la Preservación de los Ideales Norteamericanos.
Leo MacCarey, Ward Bond, Paul Lukas, Robert Taylor, George Murphy y Adolphe Menjou conforman una cuadrilla de impacientes por denunciar a todos los ROJOS escondidos en Hollywood.
 Atajar la marea roja obsesiva se expande --hay que limpiar de comunistas el mundo del cine-- Trumbo había defendido al lider sindicalista del puerto de San Francisco, Harry Bridges. Había redactado un panfleto lanzado por la Liga Americana de Guionistas. Trumbo es encarcelado por negarse a responder, en el país de la libertad, a dos preguntas; ¿es o ha sido miembro del partido comunista? ¿Pertenece a la Screen Writer´s Guild? 
Los llamados Diez de Hollywood conforman una lista inolvidable de NO GRATOS: Herbert Biberman, Albert Maltz, Edward Dmytryck, Adrian Scott, Ring Lardner, Jr. Samuel Ornitz, John Howard Lawson, Lester Cole, Alvah Bessie y DALTON TRUMBO.

                                    
La primera enmienda fija un derecho en la Constitución norteamericana: "El Congreso no podrá aprobar ninguna ley conducente al establecimiento de religión alguna, ni a prohibir el libre ejercicio de ninguna de ellas. Tampoco aprobará ley alguna que coarte la libertad de palabra o de prensa".
Nuestro hombre fue muy crítico con el Comité por atentar contra la libertad individual y la libre iniciativa de la empresa privada. Su vida ya no fue la misma. Denegada una revisión de su caso, fue junto con John Howard Lawson (escritor) los más penados. Desde 1950 trabajó como guionista clandestino. Su carrera prosiguió incluso bajo seudónimos.

El último día de la Primera Guerra Mundial, un soldado norteamericano, Joe Bonham, es herido brutalmente, diagnosticado como descerebrado total, Joe no ha perdido la facultad de razonar, y cuando recobra el conocimiento, descubre angustiado que carece de brazos, piernas, ojos, oídos, nariz y boca.
Incapaz de comunicarse apela a Cristo y luego se deja arrastrar por los recuerdos. Una enfermera, convencida  de que puede razonar, informa a Joe del día que es trazando sobre su pecho las palabras ¡Feliz Navidad! Es la misma enfermera la que informa a los médicos de que Joe intenta comunicarse mediante el Código Morse.


2 comentarios:

Trecce dijo...

Un tipo coherente, consecuente con sus ideales y, como señalas, un reconocido guionista.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: Está tan de actualidad en España hoy la libertad de prensa...Me ha resultado gratificante retomar esa nefanda época de la "caza de brujas" con la figura de Trumbo y su única película por él dirigida.

Busca nuestras entradas