22 may. 2010

Mito Relato 57 .- BREVIARIO PATERNO

Eran dos extraños.
Nada quedaba de aquel hombre joven que presumía de hijito guapo en aquella bicicleta, grande, pesada, negra, con transportín para niños en la barra. Como no podía ser de otra manera, de aquel hijito guapo únicamente quedaba la imagen en el recuerdo de un padre.
Lo visitaba un par de veces por semana. Pasaban un rato sentados en la galería acristalada, limpia, silenciosa. Frente a frente.

--¿Puedes llevar unas flores a tu madre?
--Vale papá. Lo haré el fin de semana. No te preocupes.
(...)
--¿Qué tal te va en el trabajo?
--Me jubilarán no tardando. Tengo ganas. Llega un momento que ya no se aguantan tantos cambios, tan seguidos, tan deprisa.
(...)
--Eres muy joven para jubilarte... Juanito ¿Qué edad tienes?

--¡Papá!
El pastoso silencio creaba una sensación vertiginosa entre aquellos dos seres extraños.
-- Juanito(...)¿Qué es una hipoteca?
-- Papá, cómo no vas a saber que es una hipoteca...
--Se me olvidan las cosas, las palabras.(...)

--Me ha pasado una cosa curiosísima.(...) Cuando desperté de la siesta, la primera palabra que me vino a la memoria fue hipoteca. Me dije... Cuando venga Juanito... Le pregunto que significa hipoteca. (C) M. Iglesias

En el estanque dorado (On golden pond) Mark Rydell

1 comentario:

Trecce dijo...

Muy tierno, Manuel.

Busca nuestras entradas