1 ago. 2011

YO, EL CENSOR...(Recorrido por la censura en el cine)

"El ojo es el órgano con el que he comprendido el mundo" Goethe


"Todas las censuras existen para impedir que se desafíen las concepciones actuales y las instituciones existentes. Todo progreso es iniciado al desafiar las concepciones actuales y es ejecutado al cambiar las instituciones existentes. Por lo tanto, la primera condición para el progreso es la supresión de la censura. Ahí está en una cáscara de nuez todo el problema"   
George Bernard Shaw

Censura cinema

La censura en el cine existió como parte de una ilusión de arreglar el mundo con medidas simples y radicales.
Existirá siempre por la presencia de poderosos grupos de opinión que a su vez controlan el poder (supremo) financiero. Hay que ser un ingenuo para pensar que EL CENSOR ha desaparecido.

Venusyjanobriga inicia una serie de capítulos dedicados a repasar, teniendo como destinatarios a las nuevas generaciones de cinéfilos, los hitos señalados por la censura, sea del tipo que sea. Algunos casos parecerán ridículos, otros insostenibles. Los habrá irritantes, grotescos... Todas las intervenciones censoras nos resultarán inútiles.
Gracias a los maestros: Homero Alsina Thevenet, Román Gubern, Francisco Rialp, René Thevenet, y la biblioteca Delmiro de Caralt por plantearnos en sus obras estudios tan lúcidos sobre la censura.

El cine es de las artes que más ha sufrido la censura previa a la propia creación. Muchas obras quedaron en la idea. Hoy incluso muchas películas no se realizan por no tener, a cálculos del banquero, la fiabilidad y rentabilidad supuesta.


1ª ENTREGA     ROCCO E I SUOI FRATELLI     Luchino Visconti  (Italia-Francia 1960)


La duración original de la película de Visconti era de 180 minutos. Entre los momentos de crueldad de esta gran película está la violación de Annie Girardot y asesinato por Renato Salvatori mediante ¡catorce puñaladas!. El público en el Festival de Venecia gritó ¡BASTA!  durante la proyección. Las escenas fueron rodadas para la exhibición en el exterior, por lo menos en Inglaterra, Estados Unidos, Argentina y España.


2 comentarios:

Trecce dijo...

Y la de tonterías que se justificaron en pro de una supuesta protección del espectador. El censor se transmutaba en una especie de dios omnisciente cuya tijera preserva del mal.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: Incluso, como se demostrará en algunos casos, convertido en guionista y montador de la película censurada.

Busca nuestras entradas