5 oct. 2011

NO SE NOS OLVIDE.- NÉSTOR ALMENDROS (1)

NÉSTOR ALMENDROS

 (Las idas y venidas de las modas los meten en el cajón del ostracismo y el olvido. Recordatorios en Venusyjanóbriga de aquellos que dejaron una profunda huella. Retrasar la inevitable erosión de esa huella. Recuerdo agradecido. No se nos olvide...)

NÉSTOR ALMENDROS  nació en Barcelona en 1930. Murió de  sida en Nueva York el 4 de marzo de 1992. De familia republicana su padre Herminio Almendros emigró a Cuba. 
Admirador de la fotografía neorrealista de G.R. Aldo, también de Gordon Willis, Michael Chapman, Haskell Wexler, Conrad Hall, Vilmos Zsigmond, Sven Nykvist, Vittorio Storano y Giuseppe Rotunno.
Se inspiró en la naturaleza. Funcional en la iluminación, consiguió efectos estéticos con luces lógicas.
Le parecía todo más interesante en película que en la realidad.
Le gustó el blanco y negro, el cine mudo. Prefirió el color y le entusiasmaba el sonido en el cine.


"Néstor Almendros es uno de los mejores directores de fotografía del mundo, uno de aquellos que luchan para que la fotografía del cine de hoy no sea indigna de lo que fue en los tiempos de Wilhelm Gottlieb Bitzer.(...) ¿Cómo impedir que la fealdad llegue a la pantalla? ¿Cómo limpiar una imagen para aumentar su fuerza emocional? ¿Cómo lograr que resulten convincentes las historias que tienen lugar antes del siglo XX? ¿Cómo enlazar entre sí los elementos naturales y los artificiales, los de fecha precisa y los intemporales, en el interior de un mismo fotograma? ¿Cómo dar homogeneidad a materiales dispares? ¿CÓMO LUCHAR CONTRA EL SOL O DOMINARLO A VOLUNTAD? ¿Cómo interpretar los deseos de un realizador cinematográfico que sabe bien lo que no quiere pero que no sabe explicar lo que quiere? 
Francois Truffaut 1980


Su primera película como realizador fue 58-59 con una cámara Bolex de 16 mm. La rodó en Nueva York. Los últimos diez minutos, antes de la media noche del fin de año, en el cruce de Times Square y la callie 42. En la linea del Free Cinema inglés, cámara en mano, sin trípode, con película muy sensible Kodak 3X.
Repite con Gente en la playa, sin linea argumental, pero a pleno sol
" no tenía linea argumental; era más bien un estudio de comportamientos, rodado cámara en mano en 16 mm y a escondidas en la mayor parte de las ocasiones. Se parecía en el planteamiento a mi película de Nueva York 58-59 (no encontrada)... A pleno sol, en la playa popular, y los cafetines . Ha había comentario hablado, sólo ruidos de ambientes reales y música típica cubana de juke-box" N. Almendros


Gente en la playa por


Demos un paseo por las imágenes que nos dejó como director de fotografía:


Su película más querida, fue el primer largometraje. LA COLLECTIONNEUSE. Dirigida por Eric Rohmer en 1966.  35 mm Película Eastmancolor 5251 formato 1.33. Cámara Cameflex. Objetivos Kinoptik y zoom Berthiot. La técnica de su obra posterior ya está aquí. Imagen funcional y llena de sencillez, sin trucos. Uno cree en los personajes, no parece que estemos ante una ficción.




Con La Colectionneuse la industria y la crítica comenzó a fijarse en Almendros. The Wild Racers, una producción americana rodada en Europa dirigida por Daniel Haller, se podría catalogar como de serie B fue experimental. La produjo Roger Corman.


MORE fue su gran salto. Con éxito de público  en Francia. La dirigió Barbet Schroeder en 1968. No existían objetivos ultraluminosos para 35mm. Probó una nueva emulsión de Kodak, la 5254 con sensibilidad 100 ASA. El sol es muy importante, un personaje más. 
Película polémica y que causó conmoción en el Festival de Cannes.
35 mm Cámara Cameflex objetivos Kinoptik Nikor y zoom Angenieux 25-250 formato 1.66.
La historia del joven matemático que viaja a Ibiza con su amiga para disfrutar de las drogas y el sexo, alucinó a finales de los sesenta. Película de culto, también por la música de Pink Floyd, la bella e incitante Mimsy Farmer y la fotografía, claro está, de nuestro recordado maestro. 







"En el cine, al eliminar las cosas marginales o tangenciales al tema, el espectador se concentra en lo esencial. Por esto estoy en contra, estéticamente, de ciertas experiencias como el cine total en una cúpula sin bordes. Aunque se supone que un director de fotografía ha de preocuparse ante todo de las luces, a mí me parece no menos importante el encuadre. En el visor no solamente se selecciona, sino que también se organiza el mundo exterior, las cosas se vuelven pertinentes, toman cuerpo en relación a límites verticales y horizontales y se sabe al instante, gracias a los parámetros del cuadro, lo que está bien y lo que está mal. Al igual que un microscopio, el cuadro es también un instrumento de análisis. (...) Cuadro, encuadre: COMPOSICIÓN . El ser humano posee, en mayor o menor medida, el sentido innato de la composición con el mismo título que el don de la palabra y el sentido musical"  Néstor Almendros  (Días de una cámara. Seix Barral 1982)


Nuestra primera entrega de No se nos olvide dedicada a NÉSTOR ALMENDROS la finalizamos con su segunda película para Eric Rohmer   MA NUIT CHEZ MAUD  de 1969.
Es una propuesta oportuna e importante en blanco y negro. Los elementos cromáticos se reducen. En esta película el trabajo de actores es muy importante. Su tono austero, sin detalles superfluos.
Rodada en planos medios, con un único primer plano auténtico en un momento muy dramático (Maud cuenta el accidente de automóvil y la pérdida del ser amado).
Tema árido, sin escenas espectaculares, el blanco y negro, fue seleccionada para Cannes, candidata al Osca, ganó el premio Louis Delluc. Película de culto en cine-clubs.
Película Doble X , 4X , TriX  Kodak 35 mm Cámara Arriflex II-C objetivos Cooormato 1.33.



Seguidamente aparecerían en escena Francois Truffaut, Richard Patterson, Monte Hellman, Vicente Aranda, Roberto Rossellini, Moshe Mizrahi, Jack Nicholson, Robert Benton, Raldal Fleiser, Terrence
Malick...Con todos ellos desplegaría su sensibilidad y talento.

CONTINUARÁ...

4 comentarios:

Trecce dijo...

Desde el punto de vista del mero espectador, antaño sólo eran conocidos los actores, ahora, directores y guionistas tienen ya un sitio en la memoria de quienes ven cine, esperemos que un día le llegue el turno a este escalón en el que están, entre otros, los directores de fotografía. Desde luego, Almendros es un grande y un orgullo para el cine español.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: Recordé a Almendros por Días del cielo de Malick, siempre me llamaron la atención los grandes directores de fotografía. De los nuestros Luis Cuadrado, Teo Escamilla, Alcaine etc. La filmografía de Almendros está repleta de maravillosas imágenes.

ethan dijo...

Nestor Almendros es un gigante de la fotografía, los ojos de Rohmer, nada menos. Me alegra que nombres Mi Noche con Maud, una de mis pelis de cabecera, o de butaca, de la que hablamos en su día reconociendo la labor de este gran técnico.
Saludos!

MANUEL IGLESIAS dijo...

ethan:estamos consiguiendo tejer una red cinéfila con cada uno de nuestros blogs. Cada uno nos enriquecemos con lo que los demas aportan.En mi recuerdo a Almendros he optado por la parte técnica de su trabajo. He dejado de lado el comentario en profundidad de cada película. Este medio debe usar la concisión y brevedad, pienso yo. Un saludo

Busca nuestras entradas