7 abr. 2014

MITO RELATO 71.-TOMAR MEDIDAS

Foto:  "Medidas" © M. Iglesias

El deterioro puede que comenzara cincuenta años atrás. Me pusieron gafas; lo escrito en el encerado del colegio apareció, una mañana de finales de octubre, con brillos y baja definición. Un soplo al corazón. como despedida de la infancia, me postró en cama una primavera y un verano, entonces lo de guardar reposo era un sacramento más. Comenzaron al poco a hacérseme visibles las costillas y los huesos se largaron, menos de lo previsto, dejando mi tamaño hasta el momento, en reducido, cosa por otra parte práctica en muy contadas ocasiones.
Pasados unos años monté en bicicleta propia y en una de esas caídas normales me disloque una muñeca, fue un hermoso día de verano eso sí, cuesta abajo. 
Me regalaron un ciclomotor y eyacularon en mí la afición a las motos. Un grave accidente dejo un parte amistoso; fractura abierta de tibia y peroné. 
Luego los golpes dejaron de ser físicos y no por ello menos dolorosos. 
La vida es por definición erosión y desgaste. 
Las malditas fotografías son las pruebas irrefutables de esto que les comento.Todos lo sabemos de sobra; cada fotografía es un instante de una metamorfosis.
 Yo he tomado medidas.  Copyright ©  M. Iglesias

2 comentarios:

Trecce dijo...

Y que lo digas.

Carlos García Valverde dijo...

Me quedo con la frase "cada fotografía es un instante de una metamorfosis". Aparte de brillante y lúcida, es irremediablemente cierta.

Busca nuestras entradas