1 ene. 2015

MITO RELATO 54.- FAMULA LIBERA

Desesperanza /fotomontaje © M.Iglesias


Eulalia está vieja, sorda, y creo que decidida a abandonar la lucha por la vida. Unos injustificados mareos la han postrado en cama. 
Eulalia entró de chica de servir a los catorce años en casa de D. Juan, Registrador de la Propiedad y Señor en los tiempos que el serlo tenía la rotundidad feudal ahora algo difuminada.
El trabajo en aquella casa fue toda su vida. Crió a los ocho hijos del letrado, sin dejar de lado los quehaceres cotidianos de una genuina chica de servir. 
Ella dice que la anemia crónica le viene de haber sido de poco comer. Recuerda las tardes de los jueves, el rato libre del paseo con su amiga Carmencita. Cuando le he preguntado si tuvo algún amor, se le nota en los ojos como el encendido de un rescoldo.
Carmencita se echó novio, se casó, tuvo hijos y nietos, dos me dice Eulalia. Una vida propia. Mientras ella siguió sirviendo a los de casa. Una, cada vez más extensa familia, exigía de ella mayores esfuerzos que generosa entregaba en silencio. 
Cuidó a la Señora en su larga y dolorosa enfermedad. Del Alzheimer agotador de D. Juan, hasta su muerte, fue asistenta abnegada y perpetua. La muerte del señor la hizo regresar a su pueblo.
Hace unas semanas la visité. Vi con ella en la televisión Los santos inocentes, la tremenda película que Mario Camus hizo basada en la novela de Delibes. 
Cuando apareció la Señora Marquesa (Mary Carrillo) Eulalia comentó, rompiendo su silencio, que le recordaba mucho a su Señora
Sentí, viniéndome de dentro,  una tristeza y a la vez una profunda rabia al percibir en su breve comentario un tono cercano a la veneración.  © M. Iglesias

2 comentarios:

Trecce dijo...

Esas vidas entregadas a causas que se nos hacen poco entendibles a veces.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Manuel:
Es muy triste este mitorelato. Me recuerda casos similares. De gente que se ha desvivido por otra, y al final de eso no queda nada, sólo una vida condenada a la tristeza.

Un abrazo desde ciudad de Guatemala.

Busca nuestras entradas