12 mar. 2013

YASUJIRO OZU, TESORO SAGRADO DEL CINE.


                             
YASUJIRO OZU, es uno de los grandes cineastas japoneses más desconocidos en occidente. 
Nos disponemos a realizar un ejercicio contracorriente a modas y gustos. Es nuestra propuesta de acercamiento a la personalidad y a la obra de un maestro.

Nace en Fukugawa (Tokio) en 1903. Es llevado a un internado a la edad de diez años. Su padre, comerciante, pasa mucho tiempo fuera del hogas y serán la madre que lo malcría con su protección y la soledad, los que marquen su infancia.
Trabaja como maestro en una zona montañosa antes de regresar a Tokio en 1923 y comenzar a trabajar en una de las grandes productoras japonesas, la SHOCHIKU. Ayudante de cámara, de dirección su atracción por la fotografía y la pintura y su pasión por el cine marca su destino. 
Realizó 53 películas en 35 años. Se conservan 31. El éxito popular le llega en 1941 con "Los hermanos de la familia Toda", "Primavera tardía" 1949, "Las hermanas Munakata" 1950, "El comienzo del verano" 1951.
Las consideradas obras maestras las filma entre 1952 y 1962, año en que realiza su última película "El sabor del té".
Fue el primer cineasta nombrado miembro de La Academia de las Artes y Letras del Japón. Muere el 12 de diciembre de 1963, de un cáncer. Es enterrado en el templo Engaku-ji, en Kamakura, donde rodó "Primavera tardía". En su tumba figura el ideograma japonés mu = vacio.
                                                     
                                                            
Debo el particular descubrimiento de su cine a la Semana de Valladolid que en los finales años 70 revindicó su figura, y a un ciclo parcial que la Filmoteca Nacional le dedicó por los iniciales y lejanos años 80.
El Festival de Berlín consagra su nombre el mismo año de su muerte, como uno de los grandes maestros de la historia del cine.


"Si hubiese algo como un tesoro sagrado del cine, entonces, para mí tendría que ser la obra de YASUJIRO OZU"       
Wim Wenders

Decía V.F. Perkins "en el cine, el estilo refleja un modo de ver; encarna la relación del cineasta  con los objetos y las acciones". 
Nos acercamos a un director no demasiado conocido en España. ¿Su estilo?; la sencilla representación del único argumento de sus películas, la realidad.


"Hoy día ya no nos damos cuenta de cómo hemos aprendido a ver, no sabemos ni siquiera como hemos aprendido a asociar visualmente las ideas, a seguir visualmente los pensamientos y a pensar ópticamente; ya no sabemos por qué vía hemos llegado a entender las metáforas, abreviaciones, símbolos y conceptos visuales"   Béla Balázs

UN OJO DE PERRO
El cine de OZU ofrece una postura melancólica y pesimista ante la vida, expuesta con sutil AUSTERIDAD FORMAL: largos planos estáticos configuran su hermosa caligrafía  narrativa.
Un par de tópicos llaman de inmediato nuestra atención en cuantos estudios y análisis se consultan sobre el maestro: a) Es el más japonés de los directores japoneses. b) El primero de todos los realizadores en haber comprendido la importancia del CAMPO VACÍO.
Toda su filmografía es un lento proceso de destilación, de eliminación de lo innecesario en la representación de la vida japonesa. No hay apenas movimientos de cámara, ni travelling, ni panorámicas, ni encadenados. Sus únicos movimientos son el cambio de posición y ángulo de la cámara, creando un ritual de la lentitud.
Con frecuencia la cámara la coloca frente al actor, fotografiándolo frontal o de perfil. Son frecuentes los planos de espaldas. Si la secuencia es inaugural, el plano general lo filma desde atrás.
La cámara no supera nunca la altura de las rodillas de los actores cuando están de pie. Esa posición se le puso el nombre de un ojo de perro. Esta misma altura es aplicada cuando los actores están sentados, realzando la distribución espacial de la casa japonesa.
Ozu logra dar a sus películas una belleza completamente distinta a la mostrada en el cine de Hollywood, tan afín a nuestra educación visual (Balazs).
Fondo y forma en él son inseparables. Pocos cineastas han unido fuerza poética y realismo a la vez. 

                                                      

El universo OZU va poco más allá del hogar, el bar, el restaurante. Son sus espacios privilegiados; las variaciones temáticas de la familia, que al no buscar originalidad en el modelo, con precisión y síntesis expresiva, alcanza el perfeccionamiento por el camino de la sencillez. La intriga y la acción no existen en el sentido de la dramaturgia occidental. El argumento, como lo entendemos, desaparece por aniquilamiento, adelgazado hasta hacerlo desaparecer. 
                
Nuestro estilo breve y concreto no obliga a dejarlo aquí. La figura de OZU YASUJIRO merecerá nuestra atención en nuevas entregas. Añadamos, junto a estos dos enlaces para ver 
TARDE DE OTOÑO 1962
PRIMAVERA TARDÍA 1949  la bibliografía y agradecimientos a aquellos que nos han iluminado con sus conocimientos.

                           El sabor del sakeOtoño tardío (Fin de otoño)Flores de equinoccioPrimavera tardía

LORENZO JAVIER TORRES HORTELANO  --Primavera tardía de Yasujiro Ozu: Cine clásico y poética Zen.    Caja España Obra social.
ANTONIO SANTOS  -- Yasujiro Ozu. Editorial Cátedra.
NOËL BURCH.- Praxis del cine. Editorial fundamentos.
M. VIDAL ESTÉVEZ.- REVISTA CONTRACAMPO  NÚM 13  Junio 1980.
WIM WENDERS.- Entrevista publicada en DIRIGIDO POR núm 60 Enero 1979.
BÉLA BALÁZS.- El film. Serie Clásicos. Editorial Gustavo Gili.


2 comentarios:

Trecce dijo...

No siempre lo mejor es lo más conocido.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce: Lo sentí como un apostolado; siempre, al "descubrir" buen cine lo quise compartir. También me gustó que alguien me descubriera nuevos caminos.

Busca nuestras entradas