2 mar. 2012

FREAKS, 80 AÑOS INQUIETANDO.



TOD BROWNING (en el centro) con "sus" Freaks
Tod Browning nació en Louisville (Kentucky) en 1882. Murió en Hollywood  ( 1962 ) de un cáncer de laringe.  
Hombre introvertido, maniático, misántropo a tiempo parcial, imprevisible y con los años convertido en uno de esos mitos creados alrededor de una, poco definida y comprobable personalidad.
Browning izquierda. Lon Chaney, actor derecha. 
Según José María Latorre (El cine fantástico, edic. Dirigido Por) Browning estudió psicología y fue un gran aficionado a la magia y al ocultismo. Poseyó una colección completísima de libros sobre estas materias. Le interesaba lo irracional, la sediciosa manera de tratar la manifestación de la anormalidad dentro del ámbito de lo cotidiano.
Sobre su personalidad se pueden rastrear anécdotas y curiosidades: El director Edgar G. Ulmer contó a sus lectores, en una revista llamada "Midi-Minuit Fantastique", que el autor de Freaks solía contar historias extrañas y fantásticas a los miembros del equipo en las paradas del rodaje; terminada la jornada desaparecía y nadie sabía de su vida privada ni del lugar de su residencia. No se sabía si vivía solo o acompañado. No tenía amigos.
Fue un gran aficionado a lo fantástico, a lo extraordinario, a lo diferente, a lo bizarre.

Para los que gusten de matizaciones teóricas recordemos las definiciones de René Prédal  "es fantástico todo aquello que perturba y a menudo inquieta, todo lo que se refiere al sueño más que a la realidad, todo lo que desafía a la experiencia, a la racionalidad y a la lógica".
Gérard Lenne decía; "el fantastique es la confusión (en el sentido más preciso y matemático) entre la Imaginación y la Realidad, el choque entre lo Real y lo Imaginario.

Nos detenemos en la octogenaria cinta: La parada de los monstruos (Freaks-1932). Una de las películas más inquietantes de la historia del cine.
Sin duda revolucionaria para su época en la forma de mostrar el terror, tanto en su puesta en escena como en el argumento.
Una historia de amor imposible en un ambiente circense.
El enano Hans se enamora de la bellísima Cleopatra, que le engañará y humillará, casándose con él por su dinero y huir con sus verdadero amante. El resto de los componentes (fenómenos, siameses, troncos humanos, cabezas de alfiler etc) acabarán poniendo las cosas en su sitio.
Drama macabro. Surrealismo. Con historias añadidas diversas que contrapuntean y abren frentes sobre el asunto de la normalidad y la anormalidad. Imposibilidad de hacer coincidir ambos mundos. 
Browning comienza, mostrando al espectador las humillaciones a que son sometidos los freaks, de una manera atroz, impasible, para deja todo listo para la explosión de la penúltima escena, bajo la lluvia los freaks son filmados a su altura. El espectador participa de sus acciones desde el mismo punto de vista. La crueldad se hace discurso, estrategia. El compromiso del autor queda demostrado. Ese es su valor.

Aprovechemos para recordar a Schlitzie    entrañable y cariñoso ser ( inquietaba mis sueños de crío ) Pasado el tiempo se convirtió en  uno de los Freaks entrañables e inolvidables de la película. Aún continuo buscando las razones.





Interesados; Venusyjanóbriga recomienda el libro de reciente aparición sobre TOD BROWNING. Ediciones Cátedra de:
  José Manuel Serrano Cueto   un especialista en asuntos del cine de terror y sus creadores.
Pero también podemos echar mano de Carlos Losilla, el mencionado José Maria Latorre, Forrest Ackerman, Calvin Thomas Beck, Carlos Clarens...

4 comentarios:

Trecce dijo...

No he visto este film.
Realmente este tipo de obras provocan un cierto repelús y más en este mundo en el que lo que vende y triunfa es la guapura.
Es más cómodo mirar para otro lado.

MANUEL IGLESIAS dijo...

Trecce; absolutamente imprescindible. No, no es solamente la normalidad vs la anormalidad. La crueldad del universo normal provoca las iras del universo subterraneo. Es un apólogo pesimista sobre la naturaleza humana. Entre otras muchas cosas sugeridas. No debe un buen aficionado al cine apagar el proyector sin haber visto esta interesante película.

Claudia Baelo dijo...

¡¡Hola!!, esta película es una obra de arte,es una obra de culto.Parada de seres fenomenales que convertirán la pantalla en una escena de terror en el último tercio del film,cuando el código de honor no escrito de los "monstruos" se debe aplicar a quienes bellos y normales,lo han contravenido haciendo daño a uno de ellos.
Me acordé de esta otra peli que sería el contrapunto.Abrazos!

http://youtu.be/9582NStUdqU
http://youtu.be/BUBPX28_mAE

MANUEL IGLESIAS dijo...

Claudia Baelo: No esperaba menos. Es una de esas películas que ve alguien de chavalín/a le impacta, primero como una pesadilla febril, luego como una inquietud que el tiempo ira poniendo en su sitio. Browning fue capaz de sublimarlo en obra de arte.
Por cierto; Me animo ante la sugerencia de Claudia Baelo. Redondeemos la entrada dedicada a Tod Browning Con El Circo de la Mariposa, un corto muy hermoso, muy conocido, que abre los caminos a la esperanza, a la superación en los momentos mas difíciles. GRACIAS CLAUDIA BAELO.

Busca nuestras entradas