30 sept. 2015

A LOS ACTORES.-La carnalidad del cine. MANUEL GUTIERREZ ARAGÓN


Manolo Gutiérrez Aragón, escritor. 
Dice haber dejado, no se si para siempre, de hacer películas, lo que entendemos por hacerlas;
trabajar desde las primeras notas en una servilleta de papel un guión, pelear con el productor, elegir los actores, ponerse tras la cámara y rodar.
Ahora es escritor (miembro de la Real Academia Española) que era lo que quería ser aquel chavalín del jersey de ochos, allá, entre Viérnoles (un Instituto de Enseñanza lleva su nombre) y el Besaya.
Y a fe que también ha tenido éxito como tal ya desde su primera novela. La vida  antes de marzo que fue Premio Herralde en 2009.
Su carrera cinematográfica, como guionista, director, o las dos cosas, ha coincidido en vital periplo, con la generación a la que pertenezco. Un periodo que va desde el estreno de su primera película Habla, mudita (1973) hasta lo último que hemos podido verle en un cine, Todos estamos invitados (2008) 
Esta coincidencia vital me ha permitido disfrutar de su trayectoria cinematográfica, una de las más personales y brillantes de nuestro cine, a la par que haber podido ver, prácticamente completa su filmografía, contextualizada en su momento histórico, factor de capital importancia sociocultural por los asuntos tratados en sus películas más destacadas y sus peculiares personajes. 
Hoy las reposiciones (recientes en tv) nos demuestran que los tiempos cambian, y sobre todo cambian la mirada de los espectadores.
Por todo ello recibí con expectación la noticia de la publicación de A LOS ACTORES,   su último ¿ensayo? ¿relato con memorias? Publicado en Narrativas hispánicas de Anagrama.
Como él hace notar "ha sustituido la cámara por la memoria" y por ello es el escritor quien  "parece dominar" sobre el cineasta. 
El cineasta nos cuenta sus recuerdos, experiencias, algunas ya conocidas por aquellas Conversaciones con Augusto M. Torres (Editorial. Fundamentos-1985) que recomiendo releer, parándose en reflexionar sobre los más insignes actores y actrices con los que trabajó, que son ciertamente los más destacados de la época; sus teorías en eso del "otro lenguaje", el cinematográfico, el particular cinema paradiso de su infancia, sus iniciales pasos por la Escuela de Cine de Monte Esquinza, y el escoger, circunstancias a parte, el camino del cine, sintiendo la pérdida y nostalgia por no coger el de la literatura. Rostro y caras como viaje interior. Formas de interpretar, el realismo, el método. Esas relaciones, no siempre cordiales y afectivas entre director, para unos, el mejor instrumento para expresar emociones, para otros motivo de pánico y factor fastidioso en el perfecto mecanismo de la maquinaria cinematográfica.
Fernán Gómez, Ángela Molina, López Vazquez, Kiti Mánver, José Luis Alonso, Aldredo Landa, Cristina Marcos, Imanol Arias, Ana de Armas, Clara Lago, Fernando Rey, José Coronado, Óscar Jaenada.. Julia Peña, Manolo Galiana.
Hablaron por él, y según cuenta en estas breves 164 páginas, fueron la señal del camino que lleva a poder contar quién soy.
Recomendada lectura, amigo cinéfilo. No sólo por la pasión vertida sobre ese elemento carnal, cuerpo y sustancia que son los actores, también por que es el cine, su belleza y su mitología la que adquiere transcendencia vital en el escritor de ahora.

El cine me ayudó a estructurar el mundo, y a verme desde fuera de mi mismo. Un niño que fingía ser niño siéndolo.

Bibliografia ( muy breve) recomendada: 
Conversaciones con Manuel Gutiérrez Aragón. Augusto M. Torres, prólogo de Vicente Molina Foix. Editorial Fundamentos.
El guión cinematográfico núm 61-62 Cinema 2002 M. G. A. 1980
El cine de autor en España. Juan Hernández Les. Castellote editor. 1978
Antolín, M,  M.G.A; el tiempo y los sueños. Editorial Sombras Chinescas 1983
Heredero, CF. Cuentos de magia y conocimiento; el cine de M.G.A. edit Alta Films 1998.
(...)



No hay comentarios:

Busca nuestras entradas